20 abril, 2015

Noel Sbodio, socióloga y bailarina, corredactora del Proyecto de Ley Nacional de Danza, escribió este artículo sumamente intersante para reflexionar sobre nuestra actividad

Condiciones laborales de los trabajadores de la danza 
en Argentina

Abstract: El artículo explora las condiciones laborales de los trabajadores de la danza en Argentina desde la perspectiva de la Sociología de las profesiones. En él se indaga sobre las realidades laborales de los bailarines a partir de los diferentes sistemas de producción en danza y llama la atención sobre un hecho notorio: no existen estudios precedentes en la materia, situación que sólo se explica por la histórica invisibilización que ha sufrido este colectivo laboral. 
Un interrogante queda planteado: ¿cómo repensar la relación Estado-sociedad civil en pos de lograr el reconocimiento y goce de los derechos laborales de los artistas de la danza? 

Para leer el artículo completo y poder citarlo:















18 marzo, 2015

Participación en el Foro por la Ley Federal de las Culturas


El Movimiento por la Ley Nacional de Danza presentó sus aportes y observaciones al Anteproyecto de Ley Federal de las Culturas que impulsa el Ministerio de Cultura de la Nación. Copiamos acá lo enviado:

Se realizan observaciones por tema

1. Disposiciones generales
2. Derechos culturales
3. Autoridad de aplicación
4. Trabajadores y trabajadoras de las culturas
5. Gobierno de las culturas
6. Políticas Culturales Federales
7. Presupuesto cultural


TEMA: Capítulo 1 Disposiciones generales.

OBSERVACIONES: Creemos que es importante poder precisar y definir las políticas culturales. En este marco, entendemos la danza como expresión viva de la cultura y característica distintiva de los pueblos. La danza, como otras artes, es parte de la construcción simbólica identitaria.

En relación a los alcances de la ley, el proyecto de Ley Federal de las Culturas se propone como basamento legal de todas las normas vinculadas a lo cultural existentes y del futuro. Queremos señalar que como comunidad de la danza hemos presentado un proyecto de Ley Nacional de Danza en el Congreso (29 de abril 2014, Expte. P 9/2014 ) que fue pensado, elaborado y acordado por los hacedores/trabajadores de la danza. Entendemos que la Ley Federal de las Culturas será el marco adecuado para el proyecto de Ley que propusimos.


TEMA: Capítulo 2 Derechos Culturales

OBSERVACIONES: Observamos una propuesta amplia y variada en la que nos interesa saber de qué manera se prevé efectivizar cada una de ellas.


TEMA: Capítulo 3 Autoridad de aplicación

OBSERVACIONES: Como colectivo coincidimos con los principios propuestos, pero nos parece imprescindible reflexionar y accionar sobre los modos de la puesta en marcha de estos derechos. Cómo, cuándo y dónde son las preguntas que emergen evidentemente a partir de la lectura de la Misión del Ministerio de Cultura. Al mismo tiempo, las disciplinas artísticas tienen características diferentes: ¿cómo se trabajará con cada una de las disciplinas? ¿Qué estrategias se desarrollarán?


TEMA: Capítulo 4 Trabajadores y Trabajadoras de Cultura.

OBSERVACIONES: Celebramos el reconocimiento como trabajadores de los hacedores del arte y la cultura. En el caso de la danza, cada vez son más los profesionales que egresan en los diferentes niveles provenientes de instituciones de ámbitos públicos y privados, más la cantidad de personas dedicadas a la actividad constantemente, pero el mercado laboral no posee las condiciones mínimas para contenerlos y sus derechos como trabajadores no son correctamente respetados. La mayor actividad de la danza en el país se concentra en lo que denominamos danza independiente, que atraviesa la enorme variedad de géneros, carente hasta el momento de regulación alguna.

Acordamos con el espíritu del capítulo, pero nos permitimos señalar que una política de reconocimiento de los artistas como trabajadores debe ser transversal, no limitarse a trabajar desde el Ministerio de Cultura, sino también y activamente desde el Ministerio de Trabajo y Seguridad social.


TEMA: Capítulo 5 Gobierno de Culturas

OBSERVACIONES: El planteo acerca de que “el Gobierno de las culturas estáencabezado por el Ministerio de Cultura e integrado por los distintos institutos y organismos nacionales de cultura que existan y los que se sancionen a futuro”, va de la mano con la futura existencia del Instituto Federal de Danza, por el que bregamos.

En relación al Consejo Asesor Artístico-Cultural, nos gustaría señalar que el texto debería explicitar quiénes integrarán este Consejo y de qué manera se elegirá a los representantes. Proponemos y sostenemos que tal Consejo debe abarcar la representación de cada colectivo artístico asegurando que cada colectivo tenga la potestad de elegir a sus representantes. En ese mismo sentido pensamos la importancia de la igualdad en la cantidad de miembros y con una elección Federal.


TEMA: CAPÍTULO SIETE: Presupuesto Cultural

OBSERVACIONES: En relación a la distribución del presupuesto cultural, coincidimos en el principio de equidad federal.

Nos parece oportuno, además, insistir sobre la redistribución equitativa también en relación a las diferentes disciplinas artísticas.


12 marzo, 2015

Presentación del proyecto de Sindicato de Trabajadores de la Danza

PH RUSSARABIAN  https://www.facebook.com/russarabian


El 10 de marzo el Movimiento por la Ley Nacional de Danza y el coreógrafo y maestro Ricky Pashkus presentaron en conjunto el proyecto de un futuro Sindicato de Trabajadores de la Danza junto a colegas provenientes de los más diversos géneros y actividades del sector.

Marcos Araya, Evelyn Bareille, María Florencia Beltromo, Cecilia Benavidez, Gustavo Bertuol, Julián Borneo, Mailen Braverman, Carlos Casella, Eleonora Cassano, Ariel Chamorro, Juan Carlos Copes, Ale Cosin, Daniela Fernández, Federico Fernández, Mecha Fernández, Marcela Gayoso, Mora Godoy, Iván Haidar, Alejandro Ibarra, Pablo Juin, Victoria Keriluk, Valeria Kovadloff, Vivian Luz, Facundo Mazzei, Cynthia Manzi, Milagros Michael, Leonardo Miranda, Jimena Olivari, Ana Padilla, Noel Sbodio, Eugenia Schvartzman, David Señorán, Isa Soares, Alberto Somoza, Gabo Usandivaras, Manuel Vallejos, Pedro Velazquez, Carolina Villa y la fotógrafa Alicia Sanguinetti entre otros, llegaron para compartir el inicio de este importante camino hacia un cambio crucial en la defensa de los derechos laborales de los trabajadores de la danza en la Argentina. Muchos más referentes e instituciones del país son los que no pudieron estar presentes pero adhirieron entusiastas.

No es para menos, la importante historia de esta disciplina artística, que abarca más de 10.000 trabajadores en todo el país ocupados de enaltecer la cultura argentina, exige poner atención sobre las condiciones de su actividad profesional en todos los ámbitos.

Mariela Ruggeri, en nombre del Movimiento por la Ley Nacional de Danza, y Ricky Pashkus, quien movilizó la reunión, coincidieron en que “un Sindicato propio se hace necesario porque el trabajo del artista de la danza posee características únicas, absolutamente atípicas, que un sindicato de otra rama del arte no puede abarcar: la genuina defensa de los sus derechos sólo se logrará con un sindicato específico de trabajadores de la danza, que contemple a bailarines, coreógrafos y maestros de todas los géneros de la danza.”

Pashkus puso énfasis en que el cuerpo del bailarín es su única y fundamental herramienta de trabajo, esto es lo que determina su realidad laboral. Su cuerpo, su herramienta, es sometido desde muy joven a una sobre-exigencia que se extiende a toda la etapa profesional. Por eso, cuestiones sensibles para cualquier trabajador cobran para el caso de los bailarines una dimensión mayor: el trabajo sin cobertura de ART, la edad jubilatoria, la ausencia de legislación laboral, fiscal y de seguridad social específica son temas que necesitan urgente atención. Además “los bailarines movemos dinero. Nos falta tomar conciencia respecto de esto. Sabemos del dinero que se puede mover en grandes espectáculos de la calle Corrientes, o en la TV, pero no en el zapateo americano, en una casa de tango, en el folklore o en un show a las 3 de la mañana en un boliche”, señaló enfáticamente.

La creación de una entidad como ésta no será sencilla pero es el momento de avanzar hacia su logro: “lo fundamental es la voluntad de asociación de quienes conformarán el sindicato. Luego de una asamblea en la que se apruebe un Acta fundacional, la asociación sindical se inscribirá en el Ministerio de Trabajo. Es imprescindible comprender que la creación de un sindicato es un proceso, no sólo un trámite, ya que implica un trabajo arduo y constante de construcción colectiva”, remarcó Ruggeri. Y aclaró: "un Sindicato de Trabajadores de la Danza significa el reconocimiento de sus derechos, y la exigencia a que sean respetados: obtener remuneraciones justas y con sus correspondientes aportes, tener reglas de trabajo claras y específicas para la actividad, contar con una mutual propia, gozar de una jubilación, entre muchos beneficios más”. Cabe resaltar que se cuenta con el asesoramiento del prestigioso abogado laboralista Dr. Jaime Nuger.

El proyecto de Sindicato se complementa con el proyecto de Ley Nacional de Danza (que aún espera ser tratado en el Congreso) dado que si bien éste reconoce el estatus de ‘trabajador’ a bailarines, coreógrafos, maestros, ensayistas, investigadores, gestores, etc., no se trata de un proyecto de legislación laboral, sino que pretende ser una ley marco y de fomento de la actividad. Ambos proyectos son necesarios para que se pueda pensar la actividad de manera integral.

Todos estos temas se debatirán en extenso y de forma abierta, en un encuentro federal que se realizará el 29 de abril de 8 a 17h en la Facultad de Derecho de la UBA (Figueroa Alcorta 2263) con motivo de instituirse formalmente el Foro Argentino de la Danza, una plataforma de debate, discusión y concreción de propuestas e iniciativas en torno al quehacer de la danza en el país, como son la Ley Nacional de Danza y el futuro Sindicato, y todo lo que concierne a la problemática del sector. Para mayor información escribir a foronacionaldeladanza@gmail.com







06 marzo, 2015

Reconocernos como trabajadores: participá y comprometete con tus pares


Como corolario de las movilizaciones del 2014 en torno a la promulgación (aun pendiente) de una Ley Nacional de Danza, y confluyendo con la inquietud manifestada recientemente por Ricky Pashkus, se hace impostergable la necesidad de dar respuesta a las problemáticas laborales de la actividad de la danza.

En ese sentido, urge comenzar a pensar en un futuro Sindicato de Trabajadores de la Danza y para ello convocamos a los referentes, las figuras, los docentes y colegas de todos los géneros de la danza a un encuentro para  poner en consideración y comunicar a la prensa las bases de este proyecto tan necesario y deseado por colegas de todo el país. 

Es sumamente importante la presencia de los bailarines, los coreógrafos, los maestros,  todos quienes estamos relacionados a la danza como profesión, que pertenecemos a ella, pensando que  debemos tener reglas de trabajo propias, nuestra propia casa, una mutual que entienda y atienda nuestros problemas, y una entidad que defienda nuestros derechos como trabajadores. 

La creación del Sindicato es una batalla a ganar si nos reflejamos en otras disciplinas artísticas que cuentan con su representación gremial. Sólo nos falta a nosotros conformar ese espacio y depende principalmente de nuestro compromiso como comunidad.

Conferencia de prensa: 10 de marzo a las 19.00h puntual en el Hotel NOVOTEL, Av. Corrientes 1334. 

Confirmar presencia a leynacionaldedanza@gmail.com

Ricky Pashkus
Mariela Ruggeri
Eugenia Schvartzman
Noel Sbodio


24 diciembre, 2014

Último comunicado del 2014: no dejemos de luchar por nuestros derechos

Muy queridxs colegas, llegamos al final de un año sumamente importante para la comunidad de la danza argentina: en abril ingresamos el Proyecto de Ley Nacional de Danza en el Congreso y lo hicimos con una fiesta en todo el país.
Queremos compartir con ustedes un resumen de los últimos acontecimientos referidos al Proyecto de Ley y a las actividades del Movimiento por la Ley.

Estado del Proyecto de Ley en el Congreso: La comisión de Cultura del Senado no lo trató. Los motivos son varios: los senadores no se reunieron lo suficiente y si bien estaba en la agenda, también había otras cuestiones (aunque la única ley era la de Danza), esta demora se topó con que luego se comenzó a hablar del Proyecto de Ley Federal de Culturas y el nuevo Ministerio puso un freno en otras leyes. De todas formas, participamos el 25 de noviembre en el acto de presentación del Proyecto de Ley Federal de las Culturas y hablamos sobre la situación de la danza en nuestro país. Ya pedimos una entrevista con la Ministra Teresa Parodi, concedida para estos días.

Actividad del Movimiento por la Ley: Paralelo al seguimiento del estado del proyecto de ley de danza en el Senado, la mesa coordinadora del Movimiento continuó trabajando: se llevó a cabo la Audiencia Pública en agosto, el 10 de octubre celebramos (con réplicas en varias localidades) el Día Nacional de la Danza dentro del Congreso con un reconocimiento a las grandes figuras de todos los géneros, y fueron más de 400 personas de la actividad, y también legisladores. Además la mesa coordinadora continúa conectada con cada localidad a través de una importante y creciente red virtual, y ha seguido viajando a las provincias a instancias de la gente que quiere que este gran proyecto se haga realidad. 


Futuro: El año próximo va a ser muy difícil, pero vamos a doblar la apuesta y queremos al menos lograr media sanción, estamos terminando de dar forma al Foro Argentino de la Danza y en abril pensamos realizar el primer encuentro de la danza en BA con la presencia de todas las pcias, junto a reiterar el gran evento del 29A. La idea es elevar el nivel de debate y que la discusión sea propia de cada región y de cada provincia. Cada vez más la gente está preocupada por su futuro laboral/profesional y se hace claro en cada lugar, cada uno lo expone a su manera pero obviamente es siempre el mismo tema. El objetivo es seguir creciendo y fortaleciendo la comunidad de la danza en cada rincón.


No dejemos de comunicarnos, de estar pendiente los unos de los otros, de tomar y formar conciencia sobre la importancia de nuestro trabajo cultural y social en cada lugar donde estemos.


Lxs saludamxs y les deseamos un feliz y danzante fin de año.


Mesa Coordinadora

26 noviembre, 2014

la danza presente en los debates y decisiones sobre cultura que se dan actualmente en el país

El martes 25 de noviembre el Ministerio de Cultura invitó a diversos colectivos artísticos y culturales, entre ellos al Movimiento por la Ley Nacional de Danza, a participar en el acto de presentación del debate que propone el Frente de Artistas y Trabajadores por las Culturas en torno a una Ley Federal de Culturas como marco para la gran diversidad cultural del país.
Transcribimos el texto que fue leído en el escenario por Mariela Ruggeri representando a la comunidad de la danza:

Sra Ministra de Cultura, compañeros, colegas….
En nombre del Movimiento por la ley Nacional de danza, y en representación del colectivo artístico y cultural que significa la comunidad de la danza en Argentina, agradezco esta convocatoria y agradezco la posibilidad de expresar nuestro apoyo a la iniciativa del Frente de artistas y trabajadores de las culturas,  para pensar, reflexionar y elaborar una Ley Federal de las culturas.
Desde la danza, creemos que una ley marco de estas características, constituirá una contención y un antecedente que ayudará a poner en valor los reclamos y reivindicaciones que los artistas trabajadores de la cultura en general necesitamos, para así comenzar a resolver las problemáticas que nos atraviesan, en diálogo permanente con el Estado.
Se dice  siempre, que los artistas son los embajadores de la cultura por excelencia; si lo pensamos un momento quizás podamos inferir que decir eso es emparentar de manera indisociable al artista con su tierra, con su gente, con sus costumbres, eso que se puede decir de mil maneras, eso que se piensa desde el arte, y que queda como patrimonio tangible o intangible. Pero también requiere pensar que esa sensibilidad creadora se sostiene con trabajo, traducido en horas diarias de una vida, en una actividad que genera contenido simbólico, objetos culturales contundentes, pero que es muy frágil de sostener en soledad. Me refiero a la soledad de recursos, de medios, de plataformas de contención, de modos posibles de desarrollo, de derechos inalienables que vinculan el derecho a la cultura con los Derechos Humanos.
Con esta reafirmación de que la cultura es un derecho, es necesario mencionar que existen tres perspectivas conceptuales diferentes englobadas dentro de lo que conocemos como derechos culturales: en primer lugar, aquella que remite a los derechos culturales relativos a la protección y promoción de la diversidad cultural; en segundo lugar, el derecho “a” la cultura, que refiere a los derechos culturales en tanto se ocupan de garantizar el derecho a la expresión, al acceso y al goce de tradiciones y creaciones  propias y ajenas; y en tercer lugar, el derecho “de” la cultura, referido a la normativización y fomento de sectores específicos de las artes.
Es fundamental que trabajemos sobre estas tres vertientes, como venimos resaltando desde hace varios años cuando desde la comunidad de la danza propusimos la necesidad, y pusimos a consideración el proyecto de una ley nacional de danza. Con el apoyo unánime de todas las regiones de nuestro país, que en este momento también creen necesaria una ley marco, resaltamos necesidades específicas del sector de la danza, que conceptualmente no distan de las necesidades de otros trabajadores de la cultura. 
Desde esta comprensión y afirmación inclaudicable del rol cogestivo y articulador entre el Estado y la sociedad civil, saludamos esta iniciativa de debate hacia una Ley federal de las culturas, que en la medida en que se constituya, allanará el camino para que además,  se legisle y se gestione atendiendo a lo diverso de los colectivos y sobre todo entendiendo que las políticas culturales deben construirse entre estos dos pilares: el ciudadano-trabajador-artista y el Estado.